SIETE REFERENCIAS DE PUNK INTERNACIONAL— POR DANI MUGRETONE, (II)

ESPECIALES Publicado por

 

INSULTS.

Podría haber elegido a los Rotters o a Mad Virgins o a los Maggots o a Hitler SS o a La Peste o a Revenge 88 o a cientos de grupos más, pero finalmente he elegido a The Insults. Les he elegido a ellos de entre toda la miríada de bandas del rollito Killed By Death, esto es, grupos que en su mayoría sacaron solo un single o dos entre 1977 y 1982 y luego desaparecieron para siempre. De entre todos esos grupos relativamente desconocidos que jamás se nombran al lado de los grandes del Punk pero que tienen canciones que son auténticos pelotazos y que pueden competir con cualquier tema de Damned, Circle Jerks, Sham 69, Vibrators, Adicts o cualquier otro de los “grandes”.

¿Por qué he escogido a The Insults? Pues aparte de porque me gustan mucho, por su alto grado de monogolismo y sencillez. Creo que los grupos Punk que no solo no saben tocar muy bien si no que encima se recrean en ellos y presumen de ser unos ineptos, son bastante más Punk que cualquiera de los que son unos tocones y suenan de lujo. Es una actitud que jode bastante a mucha gente, y joder a la gente, provocarles, es muy Punk. Es una actitud que sobre todo jode a los Heavies, amantes de los solos de guitarra interminables, de las intros de batería de 5 minutos, de los cantantes de ópera con voces aflautadas… Maldito Heavy Metal. Muchos dicen que lo opuesto al Punk son los grupos pijos de pop baboso, pero yo creo que la antítesis del Punk es el Heavy Metal y su virtuosismo. Creo que el pop tienen mucho más que ver con el Punk que el Rock Duro. Las melodías en el Punk son muy importantes. Vale que hay grupos muy Punks que no tienen casi melodía, pero creo que son mayoría los que hacen de ella su mejor arma, desde los Ramones hasta Screeching Weasel, pasando por Descendents, Buzzcocks, NOFX, Undertones, Queers, Zero Boys, Bad Religion, 7 Seconds, Misfits y miles y miles de bandas.

Estaba acabando la década de los 70, con el Punk en plena efervescencia, en California y los Insults registran sus dos únicos 7”s en pleno 1979. Cinco canciones en total que son un canto a la ineptitud, a la subnormalidad y a la provocación más gratuita con letras bastante ofensivas. Todo ello, por supuesto, como debe ser, regado con el mejor sentido del humor.

Hay muchos idiotas (lo siento no se me ocurre otro nombre) que se quejan de estos grupos graciosetes que en lugar de hacer letras serias y combativas se dedican a hacer chistes ofensivos y ridículos. Un claro ejemplo en España podrían ser Siniestro Total (aunque musicalmente eran bastante superiores a los Insults). Dejad que cada uno haga con su grupo, con sus canciones, lo que le de la real gana. Ya está bien. El Punk consiste en eso. No en ser un gamberro, si no en que cada cual haga lo que le dé la gana.

Ya en 1999, con la banda muerta y enterrada para siempre, ve la luz un LP que recopila los dos singles y un montón de piezas perdidas en forma de demos, ensayos y demás, algunas de ellas incluso cortadas por la mitad. Gran labor arqueológica que nos muestra a estos chavales desplegando todo su humor y su mongolismo. Delicioso, brillante, insuperable.

En Webelos, aún antes incluso de conocer a los Insults, nos encantaba hacer gala de lo mismo e incluso llegamos a clasificarnos como Mongo Punk. Otros exponentes de este subestilo bien podrían ser Devo (aunque desde luego estos tocaban muy bien, su mongolismo radicaba más en su actitud y sus letras, siendo sin duda Mongloid el himno), Young Identities, Secret Prostitutes, Coneheads, Spits, Trashies, Lumpy and the Lumpers, Neo Neos, Vageenas

RAOOUL

Para ser honestos me pillé el disco porque lo editaba Lookout y esperaba encontrar un par de grupos de chicas: Raooul y Skinned Teen haciendo Punk ramoniano, que es en lo que estaba especializado el sello. Pero me llevé una sorpresa enorme. La cara de Skineed Teen me gustaba mucho, pero definitiva la cara de las Raooul hizo que me estallará la cabeza.

Melissa, Molly, Phyllis, Loren y Maddy eran cinco chicas americanas que en 1993, cuando salió su LP y su 7” (también en Lookout), tan solo tenían 14 años!!! Ellas solitas eran capaces de crear un caos absoluto cargado de gritos, disonancias, contrarritmos y fiereza. Me encantó.

Realmente su propuesta musical puede entroncar con aquellos grupos europeos de chicas de finales de los 70, encabezados por las Slits y, para mi gusto, glorificados por Kleenex y Lilliput. Aunque también tenían un pie en la Olimpia de los 90 y todo el movimiento Riot Grrrl que bebía de esas mismas fuentes y, a la vez, del Grunge. En mi opinión el auténtico sonido Grunge que popularizaron Nirvana y Mudhoney en realidad es mucho más puro en bandas de chicas de aquella época como 7 Year Bitch, Huggy Bear o Slant 6. Aunque desde luego, de Grunge tenían muy poco estas adolescentes que ahora nos ocupan. Lo suyo era el Punk caótico.

Caótico o experimental, según se mire. Este es un tema que siempre me ha interesado. Por ejemplo, escuchas un disco de Mr. California o de Neon Hunk y te preguntas: “¿Esto es arte? ¿Están experimentando? ¿O simplemente es una tomadura de pelo?” A las propias Slits, también muy jóvenes e inexpertas en su comienzos, enseguida las encasillaron dentro del Post Punk más artie y experimental de la época, junto a bandas como Essential Logic, Desperate Bicycles, The Pop Group o Gang of Four. Sonaban “raras” y solo podía ser porque iban de ese palo. Pero a ver, escucha los discos, Gang of Four sabían tocar, las Slits, no.  ¿A nadie se le ocurrió pensar que simplemente eran unas niñas que no dominaban sus instrumentos, que no tenían ni idea de tocar y se les ocurrían ideas geniales para solucionar problemas que un “músico” de verdad hubiese solucionado de una forma, digamos, “normal”? Igual solo querían sonar como los Clash, pero como no sabían, sonaban así de raras.

Pasa lo mismo con Raooul. ¿De verdad las chicas querían hacer algo tan artie? ¿O simplemente es que no tenían ni puñetera idea de tocar? Yo me inclino por lo segundo. Aunque la cosa es bastante más clara si tomamos el ejemplo de las Electrocute. Se puede decir que sonaban a caos en una apuesta muy parecida a la de Raooul, pero cuando aprendieron a tocar un poco, se cambiaron el nombre y se llamaron The Donnas. Os suenan, ¿verdad? Puro Punk Ramones en su primer disco y después fueron derivaron hacia rollos hard rockeros patéticos. Está claro: cuando no sabían tocar, molaban, cuando empezaron a saber, se convirtieron en un grupo más del montón.

Raooul solo grabaron ese LP compartido con Skineed Teen y un single. Solo Molly y Phyllis continuaron en bandas y casi siempre juntas, siendo la más recomendada Tourettes, en una línea muy similar a la del grupo madre.

A la hora de formar Neo Junco, una de las bandas en las que nos fijamos era Raooul. De hecho jugábamos un poco a eso, a sonar como grupos arties, pero lo que hacíamos era desaprender lo poco que habíamos aprendido y ni quiera ensayar para que todo fuese más caótico y natural. Lo llamamos Neo Punk, jajaja.

Grupos actuales que sigan un rollo muy Raooul, aunque tomándoselo igual más en serio, hay unos cuantos ahora en la escena londinense, no dejéis de escuchar a Frau, Woolf o Good Throb. Y si queréis un grupo de chicas español que llevaban un rollo parecido y con una voz muy similar, echadle un ojo a Tetallica. Les saqué su primer y único disco y es uno de los que más me enorgullezco de haber editado.

DWARVES

Es una relación amor odio lo que tengo con este grupo. Musicalmente creo que se han consumido y, ahora mismo, desde hace ya muchos años, son solo una parodia de sí mismos, una sombra bastante decadente de lo que fueron. Pero echando la vista atrás es cierto que esta banda me ha aportado muchas alegrías y me ha influido mucho a la hora de tener un grupo Punk.

Desde que empezaron su singladura en 1986 hasta la fecha han sacado nada más y nada menos que 12 LPs y más de cuarenta singles. Sí, los tengo casi todos y los que no, están en búsqueda. Pero he de reconocer que se trata ya de simple coleccionismo porque su música ha dejado de interesarme desde que “reconvirtieron” su estilo por cuarta o quinta vez, he perdido la cuenta. Hubiese sido mucho mejor que sacasen un solo disco, como los Rip Offs o los Pistols y se dejasen de idioteces. Aunque es verdad que su primer trabajo (Horror Stories), aunque bastante desquiciado y sucio, es más un disco de Garage que de Punk. En ese sentido me quedo con sus dos siguientes entregas (1990 y 1991 respectivamente) ambas para Sub Pop, en donde definieron su estilo, consistente en canciones muy muy cortas, muy muy rápidas y muy muy ruidosas llenas de tacos y bestialidades en las letras.

En el 93, la banda de Blag Dhalia finiquita su paso por el famoso sello de Seattle con un disco titulado Sugarfix en el que vuelven a cambiar de estilo, pero en donde se siguen mostrando bastante geniales y empiezan a descubrir que las melodías de voz también combinan con la rapidez y la suciedad. HeWhoCannotBeNamed, el guitarrista, finge su propia muerte, se enfadan con la compañía y toda aquella movida y fichan por dos entregas con Epitaph (el sello con mayor proyección Punk de la época), entregas en las que aún se aprecia una calidad excepcional por parte de los enanos.

Allí lo tendrían que haber dejado, porque el resto ha consistido en ir reinventándose con pequeños cambios de sonido y empantanándose poco a poco en terrenos a veces un poco heavies (por ahora habían huido de eso con bastante acierto) en las guitarras y otras veces demasiado pop en las melodías de voz. Comienzan a sacar discos con sellos menos importantes y así siguen, después incluso de una separación anunciada y su vuelta al ruedo.

Pero lo que de verdad me cautivó de los Dwarves no fueron sus temas súper sucios y concisos, ni sus portadas salvajes llenas de sangre y tetas, lo que realmente hizo que me convirtiese en ultra fan fue verles en directo en 1994. En su mejor época. Fue en Madrid, en una gira de Sub Pop en donde se estrenaban unos primerizos Supersuckers (cuando aún permanecían Punk y frescos como una lechuga) y Reverend Horton Heat daba el contrapunto con su show Psychobilly de casi una hora, entre dos grupos que apenas tocaban 20 minutos. “Esa era la clave”, pensé. Y hoy, cada día que pasa, más lo pienso. Un grupo Punk debe tocar 20 minutos como mucho, un concierto debe ser corto y dejar a la gente exhausta y a la vez con las ganas.

Y qué conciertazo!!! Apenas 20 minutos, como digo, de puro caos y destrucción. Ningún respeto, ni ninguna gana tampoco, de interpretar las canciones tal cual eran. Allí primaba la anarquía y descontrol. Blag no pudo cantar casi ninguna canción porque perdía el micro cada dos por tres envuelto en unos pogos brutales. Hewhocannotbenamed, que casi siempre toca desnudo, se puso a mear al público. Fue magistral. Esto es lo que es el Punk en directo. Qué maravilla.

Después, con los años les he visto en alguna otra ocasión, pero tocan la friolera de 40 minutos. ¿Qué fue de aquello de “20 minutos de los Dwarves vale más que una hora de cualquier otro grupo”? Además cuando el cantante se tira al público la gente le pasa en volandas en vez de darle una patada en los dientes, y al final del show hasta se hace fotos de buen rollo con los fans en vez de tener que salir pitando o acabar en el hospital como pasaba en los 90.

Prueba más que gráfica de que el punk debe ser algo efímero si no quieres que se muera.

PHANTOM PREGNANCIES

He dejado para el final un grupo que creo que resume muy bien todo lo que para mí es el Punk y que lo mezcla a la perfección en sus canciones. Canciones de un minuto de duración, un sonido de lo más irritante que va más allá del LO FI y se recrea en el NO FI (término acuñado por los italianos Grabbies, no te los pierdas tampoco), una cantante que no solo no sabe cantar si no que se recrea perforándonos los tímpanos con su timbre chillón, unas guitarras que pasan olímpicamente de medios y graves y ponen los agudos al 10, unas composiciones caóticas, una batería cacharrera que parece hecha con un juego oxidado de sartenes y cacerolas… vamos, lo que mucha gente definiría como “un ruido de mil demonios”.

Lo que más me fascina de este tipo de grupos es que tengan discos en el mercado. ¿En qué momento una persona decide poner dinero para sacar un disco de alaridos incomprensibles y caos absoluto? A veces es por la mañana cuando te levantas y te llega una maqueta de un grupo que te vuela la cabeza, a veces es por la tarde cuando estás curioseando en internet y topas con uno de estos especímenes. Lo sé por experiencia ya que yo he sacado unos cuantos discos en Discos de Mierda a grupos cuyo nivel de aberración supera todo lo imaginable. La decisión de invertir casi mil euros en una cosa así no es algo meditado: ni siquiera has acabado de oír la primera canción, cuando ya has decidido que lo vas a hacer. Me encanta.

Volvemos a lo que decía cuando hablaba de las Raooul: ¿Arte o tomadura de pelo? ¿Acaso importa? Es ruido, hace daño, con eso me basta. Eso es mucho más Punk que cualquier otra cosa. Me da igual que los Phantom Pregnancies se hayan pasado meses componiendo una canción y buscando la nota justa que más daño podía hacer o que lo hayan grabado improvisando borrachos todo en primeras tomas, sin tener ni siquiera un esqueleto de canción en la cabeza. Solo sé que cuando me compré en Londres a finales de los 90 su único LP (Assasination City) sabía que me iba a gustar antes de pincharlo. No solo porque venía avalado por Damaged Goods, si no por lo que pude percibir en la portada. Son sensaciones.

Y prueba de que no solo yo estoy enfermo, o de que quizás el grupo es mucho más que puro ruido es que entre el 94 y 95 la banda londinense editó 6 singles. Y si le sumamos el LP y un recopilatorio con todo que salió en el 2003, nos encontramos con que 6 sellos diferentes han confiado en ellos, incluso dos de ellos repitieron.

Para mí serán siempre uno de los grandes y me pegaré con quien diga lo contrario.

No puedo dejar de hablar de la banda española que más me recuerdan a ellos: Pili y sus Lechones. Creo que el único grupo que me ha dado envida al verles por primera vez en directo. El caos que desarrollaban en escena y la estridente voz de Pili eran bastante similares a la apuesta de los Pregnancies. Además, si os fijáis, el nombre es una copia de el de Loli and The Chones, la banda de la que he hablado al principio, mi grupo favorito. Así que es un broche ideal para este artículo, ya que cierran perfectamente el círculo.

FIN.

Mugretone.

Ir a:

SIETE REFERENCIAS DE PUNK INTERNACIONAL— POR DANI MUGRETONE

Primera parte